surfalicante logo surfalicante.com Portal de Surf, Bodyboard y Longboard de Alicante      E-mail

Mr. Massage
Por: Willy Uribe

Mr.Massage


Isla de Nias. Indonesia. Abril 2001

Mr. Massage tiene muchas historias guardadas tras su habla Niasí, incomprensible para nosotros. Con él nos sucedió algo que muy pocas veces ocurre: viajar en el tiempo. Mr. Massage tiene setenta y muchos años y es uno de los pocos en Lagundry Bay que ofrece algo interesante, ofrece sus manos largas y delgadas, las extiende ante ti y pronuncia su nombre … Mrrrrr Maaaaasssssssaaaaaaage. Es una buena inversión. Te deja a gusto aunque no llegue del todo a ponértela dura.

Nuestro viaje en el tiempo comenzó tras una sesión de masajes, compartiendo una bintang caliente junto a Ibon Amatriain e Iker Acero. Mr. Massage comenzó a mascar eso que se meten en la boca, que creo que es más que nada una muestra de respeto, nada narcótico, y que les deja la boca roja como una amapola. Nos entendíamos como podíamos, mediante señas, palabras muy básicas en inglés o con el indonesio de Ibon, también muy básico. La cosa se animaba y saqué una revista, una Surfer’s Journal donde se narra el descubrimiento de Lagundry Bay por parte de tres australianos.

Creía que Mr. Massage no iba a ver un pimiento, pero su vista era muy ágil. Fue pasando las páginas, disfrutando con las fotos y reconociendo algunas caras y lugares, hasta que llegó a la página 101. Entonces señaló la foto. Mi, dijo golpeándose el pecho con delicadeza. John Geisel, uno de los australianos, aparecía en un pequeño comercio en las cercanías de Lagundry hace exactamente veintiséis años. Junto a él un hombre miraba a la cámara, era Mr. Massage, por entonces comerciante.

Veintiséis años en un soplido. He leído el texto de ese reportaje unas cuantas veces, es en inglés y seguro que hay cosas que se me escapan, pero es fácil captar el espíritu que envolvía a toda esa gente que comenzó a adentrarse en lo desconocido, abriendo camino por las selvas literalmente a machetazos. Mr. Massage me unió a ellos, al menos cínicamente, desde la habitación con aire acondicionado del quieto y callado Sorake Beach Resort.

Antes de marcharse Mr. Massage sacó un envoltorio vegetal. Bagus, bagus, nos dijo. Abrió el paquete y apareció un buen puñado de setitas del bosque. Bagus, bagus, repitió. Después se tumbó y cerró los ojos enmarcando en su rostro una sonrisa placentera, representando el colocón. Nos las ofreció y yo las acepté. Eran negras y sabían a humedad, a suelo de bosque primario, a mierda de orangután. Al principio levité un poco, parecía pesar veinte kilos menos y moverme como un oso perezoso, después no recuerdo más porque me quedé dormido en cuanto rocé las sábanas. Bagus, bagus, aún me quedaban más …



Willy Uribe es surfer y fotógrafo de reconocido prestigio. Seguramente ya habréis visto muchas de sus fotos en publicaciones muy conocidas del mundo del Surf, como Surfer Rule o Tres60, con las que colabora con asiduidad. También podéis ver sus fotos en su página Web, que merece una visita: www.willyuribe.com. Este relato forma parte de su libro Crónicas del salitre, que podéis conseguir a través de la web de Willy o enviándole un correo a willyuribe@willyuribe.com.



Página optimizada para una resolución de 800x600 pixels o superior.
Copyright © surfalicante.com 1999-2003. Ninguna parte de este sitio web puede reproducirse o copiarse
sin autorización previa, que se puede solicitar por escrito al Webmaster | Condiciones de uso | Quienes somos.
1