surfalicante logo surfalicante.com Portal de Surf, Bodyboard y Longboard de Alicante      E-mail

Características de las olas en el Mediterráneo
por Tony Butt

La Placa, Alicante. 11 nov 2001. Foto: Jesús Francés


En el Mediterráneo las olas se forman sobre todo por mares de viento asociados a borrascas que entran en el Mediterráneo desde el Atlántico. La mejor época es en pleno invierno, de diciembre a febrero, cuando hay más posibilidad de que las borrascas sean fuertes y su trayectoria sea más al sur. El Mediterráneo normalmente no cuenta con mares de fondo que vienen de borrascas muy lejos, como en cualquier océano grande. A continuación vamos a explicar la diferencia entre un mar de viento (más común en el Mediterráneo) y un mar de fondo (como en el Atlántico).

En primer lugar, se nota la diferencia en seguida entre un buen mar de fondo que ha venido de una borrasca situada a miles de kilómetros de la costa, y un mar de viento que se ha producido el mismo día procedente de un fuerte viento on-shore. Un mar de fondo tiene líneas largas, rectas y bien separadas. La olas viene rápido y tienen fuerza. En cambio, un mar de viento parece mucho más caótico; las olas vienen en forma de picos, muy juntas y con poca fuerza, y la superficie está ‘choppy’ o con baches.

Cuando se forman las olas en la borrasca, se forman todo tipo de ola a la misma vez; olas grandes, pequeñas, largas, cortas y de diferentes direcciones. Esto es un mar de viento, y si estuvieras muy cerca de donde se forma todo esto, verías las olas así. Sin embargo, cuando las olas ya no son empujadas por el viento, es decir, cuando abandonan el área de generación, empiezan a ordenarse. Las olas empiezan a separarse según su velocidad, las más largas y rápidas adelantan las que son más lentas y cortas. Tras recorrer un par de cientos de kilómetros, las olas ya no van todas juntas, y cuando lleguen a cualquier costa, no llegarán todas a la vez. De hecho, las más lentas y flojas se perderán en el camino.

Desafortunadamente, en el Mediterráneo no hay suficiente espacio para dejar a las olas recorrer muchos kilómetros fuera del área de generación y, por tanto, la mayoría de olas que se surfean allí son de mar de viento. Mientras que en el Atlántico, hay mucho más espacio y las mejores olas llegan de borrascas que se forman en la costa este de Norteamérica y van desde allí hasta Escocia, mandando olas hacia el sur para nosotros.

A veces, un mar de viento puede ordenarse debido a un brusco cambio de viento (cuando pasa un frente frío, por ejemplo). El viento terral u ‘off-shore’ trabaja limpiando el mar quitando las olas cortas y flojas, y dejando las olas más largas y fuertes, que son más resistentes. En poco tiempo, el mar se puede convertir en algo que parece un mar de fondo ( olas limpias, ordenadas y fuertes). Lo único en este caso es que durará muy poco tiempo. Cuando ha cambiado el viento, la ‘maquina’ de olas ya se ha apagado; no hay más. Entonces en pocas horas el mar puede volver a estar plato. Sin embargo, si se trata de un mar de fondo, puede durar varios días; si la borrasca sigue mandando swell, los vientos locales no van a impedir que las olas lleguen a la costa.


Tony Butt es Doctor en Oceanografía Fisica y ha escrito más de 30 artículos para diferentes publicaciones europeas del mundo del Surf. Surfea desde 1972 y acaba de publicar el libro Surf Science. Introduction to waves for surfing, disponible en inglés y de momento sólo se puede comprar por internet en Amazon.com.



Página optimizada para una resolución de 800x600 pixels o superior.
Copyright © surfalicante.com 2000. Ninguna parte de este sitio web puede reproducirse o copiarse
sin autorización previa, que se puede solicitar por escrito al Webmaster | Condiciones de uso | Quienes somos.
1 1 1 1